Blogia
--

Vaya susto

Vaya susto Hoy fue uno de esos días en los que el tiempo alcanzó bien en la mañana, la salida de la colonia, a pesar de estar congestionada como siempre en las horas pico no nos alteró, Joaquín manejó tranquilo sin tanta presión y por la ruta más segura, porque a veces en eso de querer ganar tiempo tomamos un atajo pero resulta muy estresante por las peripecias que tenemos que sortear para cruzar el periférico poniente.
Llegamos a tiempo a dejar a Andreita en la escuela primaria, a Santiaguito en su centro educativo y a Joaquín en la Universidad de Sonora. A partir de ahí tomé las riendas de la manejada, me dirigía tranquila a mi trabajo en el centro, pensando en todo lo que tenía que hacer este día. Hacía alto en la esquina de Luis Encinas y Rosales, el crucero más transitado de Hermosillo cuando sentí el golpe, uuyyyyy, qué fue eso.
Me bajo del carro y un despistado joven se había estampado en mi defensa, para mi buena suerte justo delante de nosotros había una patrulla que nos ayudó con los trámites correspondientes. Al chico casi lo obligaron a firmar un convenio donde se comprometía a pagarme los daños de mi auto, que consiste en una defensa nueva y un poco de pintura para una abolladura.
Nunca me había tocado estar en un percance así, y no lo digo por la magnitud de los daños, que afortunadamente para mi no fueron muy grandes, fueron más los del carro del muchacho, que asustado pensaba en cómo podrá pagar todo eso, pues hasta multado resultó.
Esos son los resultados de andar en el acelere de llegar al trabajo todos los días, pero hay que pensar que nos jugamos la vida siempre que estamos frente al volante, porque a veces ni siquiera dependen de uno los accidentes, cuántos no han muerto sin deberla ni temerla.
En fin, yo sólo estoy un poco adolorida, aunque los paramédicos me recomendaron que me hiciera una placa para descartar una lesión más profunda en mi cuello o espalda, sí pienso hacerlo.
Yo como buena reportera inmediatamente comencé a tomar fotos lo que sorprendió al oficial y al joven que me chocó, pero aunque lamentable, esto es un hecho histórico en mi vida, jeje, y lo tenía que captar.
El policía se portó muy bien conmigo, muy considerado, espero así sea con todos y no lo haya hecho sólo por ver mi gafete de prensa.....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Marcela -

Pues gracias a Dios no paso de allí. Lo bueno viene ahora...que realmente te pague los daños el chico este. Porque en mi experiencia han pasado como ocho años y es hora de que la persona que en iguales circunstancias que las tuyas me dio un gran golpe,,,la única diferencia es que yo salí ilesa...por cierto muchas felicidades por este espacio ...me da gusto las buenas iniciativas comunicativas y cuidate mucho!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Judith -

A eso que hiciste se le llama EJERCER EL CUARTO PODER y qué bueno que pudiste hacerlo porque hay muchos pobres a los que se les va el día entero en ese trámite, supongo que al que se le cayeron los calzones fue al oficial más que al pobre muchacho que de serguro ahí despertó.
Soy de la opinión que antes de cualquier post debiste ir a sacarte la placa que te sugirieron los paramédicos, por experiencia te lo digo que los "nomepasónada" a veces salen más caros.
Suerte y ni por error olvides el cinturón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres