Blogia
--

Vicente Fernández

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

El fin de semana pasado estuvo en Hermosillo Vicente Fernández, íbamos a tener rueda de prensa con él, pero lástima se canceló de última hora. Esto no impidió que ya estando ahí entrara al palenque de la Expo Gan a su show.
Aquí les comparto algo de lo que vi. Cabe destacar que es la primera vez en mi larga vida que voy a un palenque, porque por una cosa u otra no había ido ni de placer ni a cubrir algún evento, pero me estrené con un grande...

Aleyda Gutiérrez Guerrero

“Si ustedes no dejan de aplaudir Vicente no deja de cantar”, fue la frase con la que el ídolo de México prometió un largo concierto en el palenque de la expo Gan donde se presentó el pasado viernes y sábado.
El 21 de mayo, en punto de las 12 de la noche salió al escenario donde ya lo esperaban 5 mil almas, al igual que el día anterior, afuera también se quedó gente que no logró entrar, pero que se conformó con escucharlo a través de las paredes.
Vestido de negro, del mismo tono que sus músicos, Vicente Fernández hizo gala de su gran voz a lo que el público le respondía aplaudiendo de pie y coreando sus canciones.
“Aquí los únicos que pelean son los gallos”, les dijo a unos señores que intentaron pelear entre la concurrencia y que hicieron que interrumpiera su concierto a 20 minutos de haber iniciado, “fuera, fuera”, gritaba los asistentes por su parte, el intento de pleito duró poco tiempo y él retomó su actuación cantando “...Me cansé de rogarle...”, primera frase del tema Ella.
Adultos de todas las edades y estratos sociales se pudieron observar disfrutando la actuación de este gran cantante, apoyadas con binoculares las señoras de la parte más alta veían al artista, muchas le hacían señas con la mano para ver si volteaba a verlas.
El público daba a Vicente servilletas, tarjetitas y otros pequeños obsequios, incluso le aventaron al escenario un sombrero que se puso por un momento y luego regresaron a su dueño, a uno de los presentes dado por una joven, él respondió dando la corbata de su traje de charro.
De un rancho a otro, Lástima que seas ajena, Mujeres Divinas, El Moro de Cumpas, Acá entre nos, Sonora querida, entre muchos otros temas fueron cantados por el público, pero la ovación más grande la recibió al alejarse el micrófono por completo y sólo con sus pulmones echar toda la voz para que la concurrencia lo escuchara. De pie gritaron “Chente, Chente”.
Una sorpresa dio el nacido en Huentitán, Jalisco, a quienes estaban en el palenque pues anunció que ahí se encontraba su esposa Cuquita Abarca, quien por primera vez traía a Hermosillo y de broma pidió a las chicas que se comportaran. A ella le dedicó el tema de su más reciente producción “Se me hizo tarde la vida”, pues habla de muchas cosas que él le quiere decir por haber estado a su lado durante 41 años.
Y así trascurrió el concierto con bastantes canciones, que en el lapso de 36 años de carrera ha interpretado el charro de la gran voz, Vicente Fernández.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

nancy -

quisiera saber de la hija de vicente fernandez nunca se ha nombrado
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres